VI FESTIVAL DE MÚSICA ANTIGUA. OFM

13 07 2010

Orfeo y Eurídice de Ch. W. Gluck

Solistas: Carlos Mena (contratenor)

 Elena de la Merced (soprano)

 Alicia Molina (soprano)

Coral Cármina Nova

Dirección musical: Martin Gester

Teatro Cervantes, viernes 09 de julio de 2010

GLUCK CIERRA EL FESTIVAL DE ANTIGUA

A lo largo de las dos últimas semanas, once conciertos arrojan el saldo de la última edición del Festival de Antigua, que organizado por la OFM, hemos de referirnos a éste como éxito tanto por los conjuntos invitados, como la respuesta de los aficionados malagueños. El equilibrio entre: los distintos escenarios, baste destacar la recuperación de la Sala María Cristina, el propio precio de las localidades y sin lugar a dudas, la calidad y proyección de los artistas que nos han visitado con sus músicas, es la apuesta domintante de las últimas ediciones de este esperado ciclo de conciertos y unido todo a una afluencia masiva de público. Finalmente, un cuidado programa mano, donde contextualizar las audiciones al cuidado de Fernando Anaya cierra el círculo que da el merecido sobresaliente a esta última edición del Festival.

Como un epílogo de la temporada de abono y lírica de la OFM, nos llegó la versión en concierto de uno de los monumentos de la historia de la música como es el Orfeo y Eurídice de Gluck, drama lírico en tres actos que supone la revisión de la ópera barroca en pro del ideal ilustrado de sencillez y claridad, no sólo de la tragedia griega, sino también de la ópera francesa e italiana, donde se impone un excelente equilibro entre la palabra y la música, una decidida disolución del mero adorno que busca conmover al espectador. En este orden, Martin Gester subió al podio del Cervantes para atacar una partitura exigente, al frente de la OFM, donde encontramos la armonía de la masa orquestal, de sus distintas secciones, y como no el sonido que logró dibujar en la sala.

La forma y el equilibro tomó cuerpo, en el magnifico trío solista y en los coros del Carmina Nova. El contratenor Carlos Mena pudo librarse de la espina del Concierto de Navidad y demostró la fuerza, tersura y color de su voz, colocadísima y centrada en el registro más agudo. Mena encabezó un Orfeo generoso, que fue creciendo desde el primer acto, estallando en el Che puro ciel! del segundo acto y esa piedra de toque que es el aria Che faró senza Euridice? del tercer acto. Elena de la Merced encarnó una inolvidable Eurídice, una soprano con un registro limpio, afinado, de fraseo único, y un plano agudo sencillamente abrumador por su fuerza y clara emisión. Cerrando el elenco solista la soprano Alicia Molina, que reaparece en la escena malagueña con la misma calidez de registro a la que nos tenía acostumbrados, una presencia obligada en el primer escenario para abordar con seguridad el papel de Amor en el drama.

En la velada pasada comprobamos el buen momento y calidad de los cantantes nacionales, nota dominante que ha caracterizado todo el programa de conciertos, unido a una selección de conjuntos propios y extranjeros que toman el pulso al panorama musical colocándonos en el espacio donde ha de caminar la música en nuestro país, en definitiva, un punto que augura grandes sorpresas. Y a los aficionados nos resta cruzar los dedos y rogar al panteón por una nueva y esperada edición del ciclo de Antigua en la temporada próxima.

Alejandro Fernández 07|06|2010

Alejandro Fernández 11|07|2010

 

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: