Música por Eloubalir

31 05 2018

Málaga. Concierto LIV Aniversario Manos Unidas. 23-05-2018. Teatro Cervantes. Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga. Alba Chantar, soprano. Dirección: José Luis López Antón Programa: Obras de Rossini, Mendelssohn, Mozart, Puccini y Gounod.

Como viene siendo habitual Manos Unidas celebró el pasado miércoles, su tradicional gala benéfica en colaboración con distintas administraciones públicas de la ciudad con el objeto de financiar varias infraestructuras educativo-sanitaria en un pequeño poblado al sur de Senegal. El concierto, sus protagonistas, y el programa seleccionado para la ocasión despertaban la atención desde su anuncio, especialmente por dos nombres la soprano malagueña Alba Chantar y la batuta del maestro López Antón al frente de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

Que la OSPM ha ganado en músculo no es tanto obra de la providencia, como del esfuerzo de los atriles que la forman,  prueba de ello sería la obertura de La Italiana en Argel que abriendo el concierto. Página que atesora desde su estructura sonata todo el color y originalidad del músico de Pesaro. López Antón compartiría protagonismo con las maderas del conjunto -especialmente flautas y oboes- dibujando los conocidos crescendo rossinianos con pulso firme y decidido hasta dibujar con su gesto la fuerza emocional que despierta Rossini.

Iniciada a comienzo de los años treinta del diecinueve en Roma, la opus 90 “Italiana” de Mendelssohn vería su estreno en Londres varios años después. Estructurada en cuatro movimientos, esta sinfonía romántica se caracteriza por la fuerza vital que la alienta desde el conocido allegro de apertura hasta el incisivo finale que la corona. Una de las claves de este trabajo sinfónico se ubica en la profundidad de la cuerda y la capacidad de diálogo con las maderas hasta llegar al bellísimo scherzo interpretado por la Sinfónica de la mano del maestro López gracias también al trabajo expuesto por las trompas. López Antón tampoco descuidó los contrastes tanto en los movimientos extremos acentuados y ágiles (galopante el cuarto aunque formalmente irreprochable) frente al corazón del andante y el tercer tiempo, ejercicios de gusto y sentido musical.

Aunque el concierto se desarrolló sin solución de continuidad, la segunda parte del programa estuvo protagonizada por la soprano malagueña Alba Chantar. Desde su concierto con la JOBA, el pasado diciembre, Chantar sigue evolucionando vocalmente como prueban las cinco arias de Mozart, Puccini, Verdi y Gounod que bastaron para comprobar este hecho y de qué forma, lo tiene todo. Mozart apetecía puro cristal medido y equilibrado, Puccini vigor e interpretación, con Verdi la soprano maneja el registro agudo a antojo y por si fuera poco su fiato en los pianos avanzan una carrera profesional cuyo horizonte más que opciones dibujan grandes puertas. Gounod y el aria de locura de Romeo y Julieta “Je vex vivre” cerraba oficialmente el concierto pero los aplausos obligaron a Chantar a regalar un bis ante un auditorio entregado.

logofirma

Alejandro Fernández 25|05|2017

Anuncios




Del Castillo desnuda a Rigoletto

25 05 2018

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

XXIX Temporada Lírica

Málaga. TEATRO CERVANTES. Verdi  RIGOLETTO Fabián Lara, Damián del Castillo, Olena Sloia, Christian Díaz, Sandra Ferrández, Manuel Más. Dirección musical: Salvador Vázquez . Dirección de escena: Ignacio García. 20 de mayo

La veintinueve Temporada Lírica del Coliseo malagueño concluía su andadura con el primero de los títulos de la Trilogía popolare, Rigoletto. Primera incursión del músico de Busetto a caballo entre el romanticismo y el realismo incipiente de quien abandona los temas históricos para presentar un mundo al revés o quizás mejor dicho la cara oscura de este. Perspectiva que enfrenta lo grotesco con la fragilidad de unos protagonistas que se alzan como seres desnudos, que sienten y aman. Elementos todos estos que hasta mediados del diecinueve ningún compositor ni libretista habían subido a las candilejas. Verdi y Piave plantean una nueva vuelta estética porticando un nuevo horizonte.

Sobre estos mimbres la incomprensible puesta en escena -interesante en lo formal- de Ignacio García plantea un espacio atemporal, lúgubre que concentra el desarrollo dramático en el elenco solista y coro. Tibia la escenografía de Alejandro Contreras que fuerza al oyente oyente a ubicar los distintos espacios en los que se desarrolla la ópera. Pobre producción a la que nada aporta el vestuario y caracterización y que tan sólo salva el apartado lumínico en la idea de focalizar la atención del espectador. Dicho esto, y después del desfile de esperpentos vividos, años atrás, en el Cervantes más vale tenebrismo y propuestas valientes que flores de pascua contrahechas u orquestas en el foso de veinte miembros.

Salvador Vázquez, director del Coro de Ópera, debutaba en el foso del Cervantes con una partitura plagada también de hallazgos en lo instrumental. Vázquez destaca por su dirección redonda, que explora los contrastes y cuyo resultado es una versión de equilibrios apoyada en una Filarmónica que apetece de ensueño. La batuta malagueña también se ha encargado de la preparación del Coro de Ópera y su resultado no fue otro que un conjunto bien compactado de emisión solvente como ha demostrado desde el Turandot que inauguró la temporada.

Rigoletto  reconcilia a teatro y afición sobre la apuesta del elenco solista, diamante que ha sabido tallar el maestro Vázquez sobre la base del trío solista: Fabián Lara, Damián del Castillo y Olena Sloia. Lara osciló en lo vocal con momentos interesantes aunque en ningún caso resuelto a pesar de las sabidas notas altas finales de aria que en modo alguno pueden justificar una interpretación que de principio a fin debe estar controlada y bien apoyada. La ucraniana Olga Sloia firmó una Gilda de antología sobre un primer acto que iría de la convicción hasta el tercer acto para el recuerdo. Si bien en lo actoral no acabó de convencer, sí lo haría en la especial inclinación para la coloratura que distingue a su registro.

De Oviedo a Málaga el Rigoletto de Damián del Castillo  confirma el ascenso de este barítono. Del Castillo reinaría sobre las tablas del Cervantes puesto que en lo actoral vislumbra buen hacer y en el capítulo canoro posee los mimbres para ocupar plaza dentro de los primeros escenarios. Registro vocal generoso en la emisión, bien apoyado con notas altas bien definidas y marcadas. En otro orden señalar la sólida actuación de la Magdalena Sandra Ferrández junto al Sparafucile de Christian Díaz soberbio en la línea más baja de su registro. Resuelta como nadie Lourdes Benítez encarnó una Giovanna redonda  que supo a poco.

logofirma

Alejandro Fernández 09|04|2017

 





Cosí de equilibrios

7 03 2018

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*Fotografías cedidas por el TC cortesía de Daniel Pérez

Teatro Cervantes. 4 de marzo

W. A. Mozart Cosí fan tutte

Berna Perles, Carol García, Pablo García López, Damián del Castillo, Enric Martínez-Castignani, Beatriz Díaz.

Dirección musical: Manuel Hernández Silva. Dirección coro: Salvador Vázquez. Dirección de escena: Curro Carreres

El segundo de los títulos de la temporada lírica del Teatro Cervantes recuperaba este pasado fin de semana una de las pocas producciones comandadas por el coliseo malagueño y revisada en algunos aspectos por la dirección escénica de Curro Carreres. Lleno en las dos únicas funciones programadas que vienen a reforzar la nueva dirección del teatro en su apuesta por montajes sostenibles de claro compromiso con los recursos humanos y artísticos más cercanos comenzando por la Filarmónica de Málaga y el protagonismo compartido con el Coro de Ópera.

Curro Carreres asumió la dirección escénica decididamente dinámica y génesis centrada en la fragilidad de las pasiones humanas analizadas por Z. Bauman. Si esas ideas son las reflejadas en los cameos del comienzo y la conclusión de la ópera mejor hubiera sido dejar que el libreto de L. Da Ponte ejerciera su influencia sin la introducción de elementos obvios. Escasa repercusión también el nuevo diseño lumínico.

A pesar del escaso protagonismo del Coro de Ópera en este título mozartiano, el músico les reserva breves intervenciones que subrayan la tensión dramática unas,  e invitan a la reflexión en otras. Sea en una u otra dirección hay que destacar el papel de Salvador Vázquez al frente del conjunto coral. Su selección vocal persigue solidez tanto en la emisión como el empaste que regaló momentos de absoluta convicción.

En el ensayo general se apreciaba notablemente el trabajo realizado por Manuel Hernández Silva al frente de la OFM. Dirección sólida volcada hacia los acentos y plegada a la excelencia del sexteto vocal ofreciendo un exquisito equilibrio entre la línea vocal y la musical, sin excesos. Este Mozart de la Filarmónica apetece carnal y lleno gracia con momentos enmarcables como la obertura o la arrolladora escena final de esta ópera bufa.

No son tantas las ocasiones en las que un elenco vocal resulta tan notable. En realidad estuvo cercano a lo irrepetible, tal vez la influencia de Hernández Silva sería decisiva, aunque también los ecos del pasado concurso lírico granadino. El dúo formado por la malagueña Perles y la barcelonesa García firmaron momentos sublimes gracias al prodigioso empaste de ambas cantantes. El contraste llegaría de la mano de Beatriz Díaz una Despina imborrable que junto a Martínez-Castignaní ejercieron papeles decisivos para el éxito de la producción. El elenco solista se completaba con la voces del barítono Damián del Castillo y Pablo García, tenor de notables cualidades tímbricas que lo hacían idóneo para el cristal de este título mozartiano. Mención aparte merece la aportación vocal de Damián del Castillo en el que se aprecia la evolución del instrumento que maneja y que no defraudó a un público que lo considera como propio. Del Castillo volverá a subir a las tablas del Cervantes para el Rigoletto que completa el cartel de esta temporada.

logofirma

Alejandro Fernández 06|03|2018





Kunde frente al espejo

2 03 2018

Málaga.17-02-2018.Teatro Cervantes. XXIX Temporada Lírica.Recital de Gregory Kunde, tenor y  José Ramón Martín, piano. Obras de Bizet, Bellini, Verdi, Leoncavallo, Gershwin, Bernstein y otros.

Doce años después de su debut en el escenario del Teatro Cervantes, el estadounidense Gregory Kunde reaparecía en Málaga defendiendo temas de su primer disco en solitario Vincero y acompañado del piano de José Ramón Martín. Era entonces la mayoría de edad de la temporada lírica del coliseo malagueño y sobre las tablas junto a Ainhoa Arteta, el Fausto de Gounod. El tiempo ha girado en registro y así lo demostraría el cantante. Repertorio belcantista, exigente en lo técnico y lo personal que hace tan concreta una u otra interpretación a todo esto se sumaria verismo e incursiones en el musical clásico. Sobre estas notas partiría el generoso recital que ofreció Kunde y el piano acompañante de José Ramón Martín.

Discípulo de C. Frank,  tres de las canciones de H. Duparc servirían para abrir el concierto. Piezas exigentes puesto que no sólo la técnica y un buen fraseo resuelven el envite. Kunde debía aunar el valor propio del texto con la importancia de la línea dedicada al piano. Ni una cosa, ni otra pudo apreciarse en el arranque donde se apreciaban ciertas incomodidades del baritenor unido a cierta distancia del piano que a lo largo del recital se acortaría.

Tras Duparc llegaría un Bizet cómodo y pleno de equilibrios, en el que Kunde ya aparece más centrado para afrontar la selección de Bellini de sus Composizione da camara, todo un tesoro musical que el cantante estadounidense domina con oficio y que serviría de puente hacia el epígrafe de Pagliacci, que no sin motivos despertó los primeros bravos del auditorio, muy escaso dada la trascendencia de la cita.

Verdi y La forza del destino abrirían la segunda parte del programa que estaría protagonizada por el musical clásico encarnado por Bernstein, Gershwin o Hammerstein con incursiones a caballo entre la singularidad de Britten o el referente de Weiss. La nota destacada de esta selección hay que localizarla en la propia seguridad del tenor y un mayor protagonismo del piano de José Ramón Martín. Kunde derrocharía instrumento especialmente en el plano medio alto, cuestionable hacia las notas bajas y la justedad en las notas altas que desarrollaría no sin cierta dificultad. Con todo Maria y Somewhere destacaron sobre cualquier otra pieza del programa si se exceptúan  los dos bises, que fuera de programa dispensó Gregory Kunde a los aficionados malagueños.

Como se ha apuntado dos propinas cerrarían el recital de Kunde el primero entendido como una dedicatoria a su gran maestro Alfredo Kraus con una de sus insignias la romanza No puede ser de la Tabernera del puerto y que hizo vibrar al público. Las insistencias de los aplausos fue recompensada con la gran aria de Calaf del Turandot de Puccini. Rossini fue el gran ausente aunque no es posible olvidar que el baritenor llega después del Peter Grimes de Britten en el Palau camino a la Aida próxima del Teatro Real. Se apreciaba cansancio y cierta incomodidad que fue dispersandose según avanzaba el recital.

logofirma

Alejandro Fernández 19|02|2018





XXIX Temporada Lírica Teatro Cervantes

30 10 2017

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Turandot

Drama lírico en tres actos y cinco cuadros de Giacomo Puccini con libreto de G. Adami y R. Simoni, basado en la fábula homónima de C. Gozzi. Estrenado en el Teatro alla Scala de Milán, el 25 de abril de 1926.

Producción musical: Teatro Cervantes de Málaga
Producción escénica: Teatro de la Maestranza de Sevilla con escenografía y vestuario basados en una idea de Jean-Pierre Ponelle, actualizados por el Teatro de la Maestranza.

Reparto:

Turandot  Othalie Graham, soprano
Calaf  Eduardo Sandoval, tenor
Liù  Ruth Rosique, soprano
Timur  Felipe Bou, bajo
Ping  Antonio Torres, barítono
Pang  Emilio Sánchez, tenor
Pong Luis Pacetti, tenor
Mandarín Juan Manuel Corado, barítono
Altoum Cipriano Campos, tenor

Orquesta Filarmónica de Málaga
Escolanía Santa María de la Victoria
Coro de Ópera de Málaga

Dirección de escena: Emilio López
Director del coro: Salvador Vázquez
Director de la escolanía: Narciso Pérez del Campo
Dirección musical: Arturo Díez Boscovich

Enlaces de interés
Libreto (original en italiano y traducción al español)

Discografía recomendada:
http://www.operadis-opera-discography.org.uk
http://www.operamania.com/

Audiciones





Scarpia eclipsa a Tosca

1 03 2017

XXVIII Temporada Lírica

Tosca

Ópera en tres actos de Giacomo Puccini sobre libreto de G. Giacosa y L. Illica
según la obra homónima de V. Sardou.

Producción Ópera 2001 en coproducción con la Ópera de Massy

Solistas:  Melanie Moussay, soprano; David Baños, tenor; Paolo Ruggiero, barítono; August Metodiev, bajo; Matteo Peirone, bajo; Nikolay Bachev, bajo y Dimiter Dimitrov, tenor

Orquesta Sinfónica y Coro Ópera 2001

Escolanía Santa María de la Victoria

Dirección de escena: Roberta Mattelli
Dirección Escolanía: Narciso Pérez del Campo
Dirección musical: Martin Mázik

Literalmente curados de espanto de las descabaladas e intencionadas propuestas de la compañía Òpera 2001, el segundo título programado para la temporada lírica del Cervantes nos acercaba a la ciudad eterna como fondo, y el drama de Tosca como protagonista, este pasado fin de semana entre tunos y chirigotas. Debemos reconocer la predisposición antes de ocupar la butaca pero hay ocasiones que suceden pequeños milagros domésticos, y decimos domésticos porque quien juega con fuego es muy probable que acabe dañado y ofuscando a quien lo contempla. En líneas generales podemos resumir este montaje como entretenido y aunque pueda apetecer un eufemismo en muchos momentos vivimos extremos entre la hilaridad y la admiración, a partes iguales.

Volvieron los primitivos rudimentos escénicos de tan ínclita compañía con la dirección escénica de Roberta Matteli a la que reconocemos el mérito de recrear un espacio con cuatro cacharros no sin alguna extravagancia como bendecir con una descomunal cruz alzada al final del primer acto o caracterizar en estilo imperio a una sobreentendida Tosca revestida de brocados y terciopelos. En fin, nada que no hayamos visto en otras ocasiones.

Cuando escuchamos las grabaciones es de Florence Foster Jenkins, más allá del propio hallazgo musical, pasa desapercibido el paciente y enorme talento musical del pianista acompañante. Es precisamente este hecho lo que destaca cuando el maestro Martin Mázik puede llegar a conseguir de la Orquesta y Coro Òpera 2001, de apenas cincuenta efectivos entre orquesta y coro. Mázik consigue hacer al menos profesionalmente decente lo que bajo ningún concepto despliega la entidad sonora de un drama pucciniano, aunque sí recrea. Con una banda y cuatro cuerdas la cosa da para lo que da y es de agradecer que el señor del maletín no salga del teatro como el gallo de Morón por parte del auditorio.

Pero oh milagro! Y de los gordos, cuando apareció en escena Paolo Ruggiero empezó el drama, la lección y la madurez vocal y artística. Ruggiero encarnó el despiado rol de Scarpia, el polo opuesto a la fragilidad vocal defendida por una Tosca excesivamente trasparente con algo de interés en el vissi d’arte donde le apreciamos un mayor control del fraseo. Otro punto de interés lo encontramos en el papel de Caravadossi defendido por un interesantísimo David Baños que poco a poco gana enteros en la escena.  Trasmitió la predilección por el personaje con credibilidad y entrega a pesar de la huidiza Moussai. No obstante, por el simple hecho de escuchar a este trío solista mereció asistir a la propuesta escénica de la controvertida  Òpera 2001. Por cierto, vuelven pronto.

logofirma

Alejandro Fernández 27|02|2017





XXVIII TEMPORADA LÍRICA 17|18

21 02 2017

TOSCA

Ópera en tres actos de Giacomo Puccini sobre libreto de G. Giacosa y L. Illica
según la obra homónima de V. Sardou.Producción

TC  sábado 25|02 20:00h. domingo 26|02 19:00h.

Ópera 2001 en coproducción con la Ópera de Massy

Orquesta Sinfónica y Coro Ópera 2001
Escolanía Santa María de la Victoria

Elenco:
Solistas: Melanie Moussay / Michelle Francis Cook/ Chrystelle di Marco,
David Baños / Eduardo Sandoval / Javier Palacios, Giulio Boschetti /
Paolo Ruggiero / Julien Veronese, August Metodiev…
Dirección de escena: Roberta Mattelli
Dirección Escolanía: Narciso Pérez del Campo
Dirección musical: Martin Mázik – Dominique Rouits

 

+ info.

TEATRO CERVANTES








A %d blogueros les gusta esto: